14 de abril de 2010

Consecuencias y medidas ante las contingencias ambientales

Laura Denisse Arias Flores
La destrucción del entorno natural afecta al sistema económico al grado de poner en riesgo su supervivencia, pues los recursos naturales son parte fundamental del proceso de acumulación y reproducción del capital; por ello, organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial financian proyectos para la recuperación ambiental, aseguró la doctora María Cristina Rosas, docente de la Facultad y miembro del Sistema Nacional de Investigadores.
Señaló que la seguridad ambiental y la seguridad nacional son temas que plantean desafíos sobre los cuales es necesario reflexionar, sobre todo porque los seres humanos estamos expuestos actualmente a una recurrencia de catástrofes naturales que pueden convertirse en conflictos internos de los países así como entre las naciones.
Al participar en las Séptimas mesas de análisis, Contingencias ambientales y su impacto en la sociedad internacional, la articulista de las revistas Siempre y Etcétera, comentó que la degradación de la naturaleza no es la única causa que puede provocar conflictos violentos, pero sí abonar a un estallido social al concurrir elementos como la vulnerabilidad del ser humano, la ingobernabilidad y la baja legitimidad de las autoridades.
Indicó que la problemática ambiental se entrecruza con otras como la seguridad alimentaria, sanitaria y el daño a ecosistemas, por lo que para solucionarlas se requiere promover un modelo de convivencia entre las naciones, elaborar códigos de conducta de las empresas petroleras y mineras, además de realizar un trabajo coordinado entre los países, toda vez que estos asuntos no sólo amenazan a un solo Estado. Al referirse al caso mexicano, el doctor Gian Carlo Delgado, académico del plantel, destacó que para contrarres-
tar el cambio ambiental hace falta la regulación del transporte privado y mayor eficiencia en el público, disminuir los patrones de consumo y concebir viviendas sustentables que consuman menos energía, capten agua y cuenten con áreas verdes, pero advirtió que si naciones como Estados Unidos, Rusia y China no toman medidas para detener las prácticas dañinas al entorno, no se alcanzarán transformaciones profundas.
Por su parte, el licenciado Juan Manuel Diez, del Centro de Información de Naciones Unidas para México, Cuba y República Dominicana, expresó que al hablar de cambio climático se requiere entender dos conceptos: mitigación y adaptación. También hizo énfasis en lo difícil de lograr consensos entre las naciones frente a un problema que aún no se logra entender en su totalidad.
En las tres mesas de análisis de este ciclo —las cuales forman parte de los trabajos de los proyectos PAPIME: “Actualidad y prospectiva en la enseñanza de la política internacional” y PAPIIT: “Seguridad humana, medio ambiente y desarrollo”—, donde se abordaron asuntos como la acción gubernamental e internacional frente al cambio climático, también participaron los doctores Edmundo Hernández-Vela, Allen Husker, Iván Azuara, Andrés Ávila, Adrián García Saisó; los maestros Karla Barolay, Alba Cabriada, Lourdes González, Luis Manuel López, Karla Bonilla, Sandra Kanety Zabaleta y el ingeniero Julio A. Valle, así como los licenciados Javier Ortiz, de la Cruz Roja y Danae Fonseca, de este plantel.
FOTOS, MYRIAM CORTE: Discusión sobre el impacto ambiental en la sociedad.