22 de septiembre de 2009

Contra la historia oficial: José Antonio Crespo

Myriam Corte Cortes
Profundizar en temas históricos, cuestionar el quehacer de los personajes de la historia de México, así como informar a los ciudadanos sobre la “otra” parte de la historia que no se enseña en las aulas, fueron las principales motivaciones del doctor José Antonio Crespo, analista político, para escribir su libro Contra la historia oficial. Así lo explicó, ante alumnos de quinto semestre de la carrera de Relaciones Internacionales, en la clase de Política Exterior de México impartida por la profesora Irene Zea Prado en esta Facultad. El doctor Crespo señaló que tanto politólogos como internacionalistas necesitan de la historia para comprender el contexto del país. La historia debe fomentar elementos críticos: “No se puede perdonar todo a los héroes y también hay que reconocer las acciones positivas de los considerados villanos como Santa Anna o Díaz”. Agregó que el festejo del Bicentenario es un buen momento para analizar cómo se enseña la historia en las escuelas, “es un momento de reflexión y no sólo de festejo”. Respecto a su libro, comentó que en éste señala tres puntos fundacionales de la historia del país: la Insurgencia, la Reforma y la Revolución. Dichos momentos históricos son analizados bajo un esquema político basado en equidad, conciencia y respeto a los intereses básicos que permite entender cuál de estos puntos faltó para que cada hecho triunfara o fracasara. Por último, señaló que en su obra también analizó el proceso de democratización que vivió el país en el año 2000, hecho que presentó los tres elementos antes mencionados.
Pie de foto MC: José Antonio Crespo al referirse a la importancia de la historia para comprender el contexto del país, ante alumnos de quinto semestre de la carrera de Relaciones Internacionales.